Planes románticos originales para días de frío

Sin lugar a dudas parece que las temperaturas han bajado y ahora sí, se acerca el invierno. Aunque da pena dejar atrás el verano parece que a tod@s nos apetece ese aire fresquito que invita a cobijarnos en casa o a hacer actividades “hibernales”. Y como nosotros siempre pensamos en el amor, te vamos a desvelar algunos planes románticos para que te puedes apuntar en tu “to do list” y arrasar con el romanticismo. Empecemos:

Tarde cultural

Por alguna razón extraña, parece que cuando aprieta el frío nos entran ganas de hacer actividades culturales. Un plan fantástico puede ser buscar una buena obra de teatro y montar una tarde de coctel, teatro y cena en la ciudad. Un plan muy urbanita que puede resultar ser un planazo de lo más romántico.

Paseo en trineo

Nieve es sinónimo de romanticismo y belleza así que prepara el gorro y los guantes y busca alguna pista de esquí o alguna zona cercana donde sepas que puedes encontrar nieve y disfrutar de esta actividad tan divertida. Si optas por pista de esquí, normalmente encontrarás donde alquilar los trineos, sino, no te preocupes, en las tiendas de deporte puedes encontrar algunos a precios muy competitivos. Dejad que vuestro amor vista de romanticismo la montaña.

Noche de vinos

No hay nada más seductor que los vinos. Si os gustan los vinos y los quesos, este plan os va a encantar. Tan sólo debéis comprar algunas botellas de vino y algunos quesos y prepararlo en casa. Hay aplicaciones ideales para saber un poco de cada vino. Y de postre, ¡un baño romántico! Prueba con packs como este que elevarán la pasión al máximo nivel.

Día de balneario

Esta opción no es sólo romántica sino que es un regalo para nuestro cuerpo y mente. Hay muchos balnearios que tienen unos packs perfectos para parejas. Busca en la red para encontrar el lugar perfecto. Y si quieres darle un toque picantón a la noche llévate un pack erótico al hotel y ¡despierta tu instinto más salvaje!

Cocina en casa

Si no vivís junt@s, cocinar en casa de un@ u otr@ puede ser algo muy íntimo y divertido. Decidid algo que os apetezca comer a los dos y manos a la obra. ¿Qué tal una comida afrodisíaca? La guinda la podéis poner con unas velas, un conjunto de mesa bonito y una buena música de fondo.

Tic, tac, tic, tac… cierra los ojos e imagínate uno de estos planes…ya queda menos para el fin de semana. 😉

2017-11-08T10:09:07+00:00