Ingredientes:

Para la base

  • 1 paquete de galletas de avena
  • 70 gr. mantequilla
  • 40 gr. de almendra en granillo
  • 1 chorro de leche (opcional)

Para el relleno

  • 3 huevos
  • 150 gr. leche condensada
  • 300 gr. queso de untar
  • 200 ml. nata 35 % M.G
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado

Capa superior

  • mermelada de frutos rojos, arándanos, fresa (al gusto)

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º con calor  solo en la parte de abajo, en una bandeja de horno rellenamos de agua para hacer un baño María

En un picador ponemos las galletas de avena troceadas, agregamos la almendra en  granillo y vamos a picar todo hasta que quede bien molido. Echamos mezcla en un bol y agregamos la mantequilla que previamente la habremos derretido en el microondas unos segundos. Mezclamos todo bien hasta haber obtener una textura arenosa, si queda demasiado seca podemos agregar un poco más de mantequilla o un chorro de leche.

Echamos la galleta con la mantequilla en el fondo de un molde de aro desmontable y ayudándonos con la ayuda del culo de un vaso vamos apretando hasta que la superficie quede uniforme, continuamos colocando el resto de galleta por los bordes de la base y vamos apretando con las manos para formar las paredes. Forramos toda la base del molde con papel de aluminio, esto se hace para que no entre el agua durante la cocción del baño María.

Echamos en un bol grande los huevos, la leche condensada, la nata, el queso de untar y el azúcar avainillado y lo batimos todo muy bien con la ayuda de una varillas  o  tenedor hasta que quede homogéneo.

Añadimos la mezcla al molde que tenemos preparado con la galleta y lo metemos al horno que lo tenemos preparado para el baño María. Bajamos el horno a 180º y lo dejaremos cocinarse durante 45 minutos solo con calor abajo. Pasados los 45 minutos pondremos calor arriba y abajo durante 15 minutos. Al acabar la coccion apagaremos el horno, retiraremos el agua de la bandeja y lo volveremos a dejar en el horno cerrado y apagado durante unas 4 o 5 horas o hasta el día siguiente.

Después de esas horas lo meteremos en la nevera y para servirla cubriremos toda la superficie con mermelada de frutos rojos, arándanos, fresas o la que mas nos apetezca y a disfrutar de esta rica tarta de queso cheesecake.

Decora tu mesa para esta cena romántica con nuestros Romantic Packs

Fuente de la receta Isasaweis

Receta fácil tarta de queso Cheesecake - LOVERSpack
2017-09-27T11:56:01+00:00